NOTICIAS

Nuevo sistema para la presentación de informes periódicos de la Convención, fortalecerá la gestión del PCI en Latinoamérica y el Caribe

30 junio 2020

Con el apoyo del CRESPIAL, Latinoamérica y el Caribe se convirtió en la primera región del mundo en capacitarse en el nuevo sistema en línea para la presentación de informes periódicos y el Marco Global de Resultados con los cuales se evalúa la implementación y el impacto de la Convención para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial de la UNESCO, de 2003, y será también pionera en su aplicación.

Durante 6 semanas, facilitadores de la red mundial de expertos de la Convención, representantes de las oficinas regionales de UNESCO y los Núcleos Focales, encargados de presentar los informes de cada Estado Parte, participaron en un proceso de aprendizaje de alto nivel, implementado en simultáneo en inglés y español.

Adriana Molano, Directora del Centro Regional para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de América Latina – CRESPIAL -, y Lucas Dos Santos Roque, quien ha desarrollado proyectos de investigación y diagnóstico sobre PCI en África y fue Coordinador del Programa de capacitación del CRESPIAL, entre 2017 y 2019, se encargaron de facilitar el Taller para el grupo hispanohablante; y Janet Blake, quien participó en el desarrollo, redacción e implementación de la Convención de 2003, y Nigel Encalada, Director del Instituto de Investigación Social y Cultural de Belice, facilitaron el grupo anglo parlante.

Entre sus conclusiones, los participantes del Curso destacaron el nuevo enfoque de los informes periódicos que propende por garantizar procesos de participación comunitaria efectivos que incluyan a diferentes actores, no solamente en la elaboración del informe, sino en general en la gestión del PCI de los países. Así mismo, concluyeron que el informe es una herramienta de gestión, planificación, evaluación y proyección, y un novedoso sistema que se puede aplicar en la elaboración de políticas públicas.

“Este Curso cambió la mirada para abordar la gestión del PCI desde una perspectiva más amplia, que debe estar ligada a la política pública; nos hizo reflexionar sobre las prioridades y estrategias que nos trazamos desde lo nacional y desde lo local, y sobre el enfoque participativo que es todo un reto porque antes solo estaba la voz de los Estados pero ahora tenemos la oportunidad de lograr un diálogo más directo con las comunidades y con otros actores como las ONG”, resaltó Gabriela López, Núcleo Focal de Ecuador, Subdirectora Técnica – Instituto Nacional de Patrimonio Cultural – INPC.

“La gestión comunitaria es el aspecto que más destaco de este nuevo sistema y que fortalecí con el Curso porque, si bien en Haití lo hemos venido trabajando desde hace mucho tiempo, aún las comunidades no tienen la comprensión de lo que esto significa en relación con la Convención, ni tienen los mecanismos de la UNESCO. El reto es ponernos de acuerdo sobre los conceptos y sobre cómo valorizar nuestro PCI. Haití tiene una diversidad y abundancia de patrimonio cultural y la mayoría de los portadores viven de éste, pero solo lo ven desde un punto de vista económico”, añadió Frantz Délice, Director de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura y Educación de Haití.

En el caso de Brasil, país pionero en la región en políticas públicas entorno al PCI, “el enfoque participativo de este nuevo sistema de reportes, hablar con y para las poblaciones minoritarias, afrodescendientes e indígenas, hace parte de nuestra constitución y es muy similar al enfoque de nuestra política en PCI. Sin embargo, no teníamos la perspectiva de este informe como un proceso de planificación lo que enriquecerá nuestra gestión”, aseguró Rívia Ryker Bandeira de Alencar, Coordinadora general de promoción y sustentabilidad del departamento de Patrimonio Cultural de Brasil.

En este sentido, los participantes concordaron que este Curso les cambió la mirada sobre la presentación de informes periódicos, el cual pasó de ser una rendición de cuentas a una herramienta para fortalecer los procesos de salvaguardia del PCI en sus países.

“Este Curso nos abrió un abanico de metodologías y una compresión mucho más amplia del espíritu de la Convención y cómo reflejarlo en el patrimonio cultural de los países, involucrar la participación de varios actores y que éste no sea sólo un informe de escritorio, sino de participación, diálogo y planificación”, afirmó Rossana Alicia González, Jefa del departamento de Cultura Inmaterial de la Secretaria Nacional de Cultura de Paraguay.

Por su parte, el Núcleo Focal de México, Edaly Quiroz Moreno, Subdirectora de PCI de la Dirección de Patrimonio Mundial del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, manifestó que “en cuanto a los Estados, la elaboración del informe periódico es una herramienta que permite a los gobiernos de turno hacer conciencia sobre lo que implica ser parte de la Convención de 2003, pero, sobre todo, entenderla como una oportunidad de planificar y diseñar nuevas perspectivas de desarrollo social de las poblaciones desde la base de la inclusión, como un proceso de apropiación y fundamentado en iniciativas desde las comunidades”, y añadió que “para las comunidades, este proceso significa una forma de sensibilización sobre la importancia de su patrimonio cultural y de sí mismos, como actores fundamentales para el desarrollo no sólo cultural, sino social y económico de su país. En ese sentido, es un medio de empoderamiento que, además, contribuirá a la creación y fortalecimiento de capacidades autogestoras”.

Adicionalmente, se concluyó que el Curso permitió que los países intercambiaran experiencias, reflexionar sobre sus logros y desafíos a nivel nacional y regional, participar de una manera activa en la comprensión de los diferentes casos de análisis que se presentaron como herramientas de trabajo; se compartieron ideas, indicadores y lineamientos, y esto permitió que se brindara un espacio de retroalimentación y enriquecimiento colectivo, tanto para los participantes, como para los facilitadores del taller.

“Este proceso nos permitió tener un acercamiento sobre las realidades de gestión del PCI en América Latina y el Caribe; fue un espacio que sirvió como lugar de encuentro para la discusión y para compartir experiencias. Desde el CRESPIAL queremos ser un apoyo para todos los países de la región, continuar nuestra labor en la gestión del conocimiento y que el crecimiento sea una ruta colaborativa y de aprendizaje continuo”, afirmó Adriana Molano, Directora del CRESPIAL.

Por otro lado, se reflexionó sobre el alcance del nuevo sistema de informe periódicos que permitirá abordar con mayor detalle y sistematicidad la implementación de la Convención, con lo que se podrá obtener una información organizada, con criterios e indicadores comunes, promoviendo el intercambio de experiencias y facilitando las oportunidades de cooperación, articulación y asistencia técnica regional.

Por último, en representación de los facilitadores experimentados que participaron del Curso, Enrique Pérez López, a modo de síntesis mencionó que “reflejarse, evaluarse y comprometerse, – esa debe ser la ruta a seguir de los representantes de los países encargados de implementar la Convención -. A medida que todos los actores estén convocados en este nuevo enfoque de informes periódicos, les permitirá a ellos verse reflejados; compartir la evaluación de resultados alcanzados y comprometerse con nuevas metas. A nuestro juicio, esto constituye una gran oportunidad para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial de nuestros países”.

Tim Curtis, Secretario de la Convención y Jefe de la entidad de Patrimonio Vivo de la Unesco, cerró las intervenciones afirmando que “este trabajo ha sido fundamental para la región en tanto puso en diálogo las diferentes acciones implementadas por los países, pero también, permitió hacer un ejercicio de autoevaluación frente a la gestión y la salvaguardia del PCI a nivel nacional”.

Así se dio por concluido este Curso virtual, el cual hace parte de una serie de talleres que integran el Programa para el Fortalecimiento de Capacidades del CRESPIAL, que busca satisfacer la demanda de formación de las personas comprometidas con la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial en los países miembro del Centro, como funcionarios, gestores, comunidades portadoras, ONG y academia.

ANTERIOR

Sembrando Nuestros Saberes - Cultural Heritage for Inclusive Growth

SIGUIENTE

El CRESPIAL invita a Foro Virtual: ‘Miradas del Patrimonio Cultural Inmaterial de Latinoamérica frente al COVID-19: presente y futuro’

Close